The Theosophical Society (Adyar)

Carta desde Jan Nicolaas Kind

Se supone que la Sociedad Teosófica mundial, con su sede central en Adyar, es una Sociedad unida, a pesar de todos los desafíos que representan para ella la diversidad de sus miembros, tan repartidos internacionalmente.

Resulta, pues, que la ST de Adyar es una organización internacional. Aunque sus lazos con la India son evidentes y significativos, nunca se la puede considerar como algo relativo a la India únicamente, puesto que todos los miembros, que se extienden por todo el globo, son esa Sociedad y comparten una responsabilidad común.

La Presidente Internacional naturalmente desempena su cargo en la Sede Central Internacional de Adyar, pero insisto en que la ST de Adyar es incuestionablemente una organización internacional y unida.

Los miembros de la ST de Adyar de todo el mundo, han sido puestos a prueba, de modo traumático, durante los últimos tres anos. Ya desde el 2008, debido a medias verdades, falsificaciones, prejuicios e ignorancia, muchos miembros valiosos decidieron retirarse temporalmente y mirar hacia otro lado; por lo visto, era un tiempo de espera. Un pequeno grupo insignificante se presentó, afirmando ser los “salvadores de la verdad”. Huelga decir que los salvadores de la verdad no pueden existir ya que la verdad siempre prevalece. Estos hechos ocasionaron muchos danos, dando pie a grandes amarguras que zanjaron viejas amistades, y las voces sensatas y prudentes permanecieron en silencio.

Nos dicen que hacia finales de septiembre de este ano, la Vicepresidente de la ST de Adyar, Linda Oliveira, volverá a Australia para quedarse. Es la Presidente Internacional, Radha Burnier quien nombra al candidato para la Vicepresidencia (el Consejo General tiene que ratificar el cargo), así que será interesante ver quién es el sucesor de Linda Oliveira.

La ST de Adyar, como uno de los vehículos principales para la difusión de la teosofía, o sabiduría perenne, no es en absoluto propiedad de su Presidente Internacional con sede en la India, ni de su Vicepresidente, Comité Ejecutivo o Consejo general; pertenece únicamente a sus miembros. Quienes miraron hacia otro lado con complacencia, o no tuvieron valor de hablar claro, deberían pensar que este período de apatía ya se ha terminado. Con un nombramiento tan importante a la vista, con una urgente necesidad de reconciliación tan retrasada, y un mundo que necesita tan desesperadamente la Teosofía, no hay otra opción.

Ya es hora de empezar a hablar otra vez, no sólo con nuestros mejores amigos, sino con quienes sabíamos que estaban en desacuerdo con nosotros y tomaron una postura distinta. No será siempre fácil o productivo desde el principio, pero desde luego merece el esfuerzo.

Last update: July 2011
Copyright © 2005 Theosophy in Slovenia